Fui a un concierto

Hace un poco más de una semana, mientras me mantenía ocupado revisando el facebook, vi una invitación a un evento que llamó mi atención de inmediato, era para un concierto de varios grupos de lugares cercanos entre los que se mencionaban géneros como death metal y  grindcore. Me emocioné de inmediato, ¿que puedo decir? realmente disfruto el grind y el death se encuentra entre mis favoritos, además tengo que agregar que ese tipo de conciertos no se dan por acá muy seguido, así que el día sábado me alisté y me fui a ver el concierto.

Pasaje de ida y vuelta
4 Tacos de cabeza de res
Una gaseosa de naranja
Ticket de entrada
Asistir al concierto más pura mierda que he visto…
3 quetzales
20 quetzales
5 quetzales.
20 quetzales

¡Maldita mierda! ¬¬

El intento de concierto empezó dos horas tarde, así que tuve que esperar un buen rato antes de entrar, mientras esperaba veía a los atarantaditos y taraditos por todos los alrededores de las instalaciones del parqueo donde se iba a realizar, toda una bola de pubertos con un promedio de edad de 15 años, se paseaban orgullos con sus vestimentas negras y peinados emo-punk. Un grupo de estos se sentó a esperar cerca de mi y no pude sentir mas que repulsión de sus conversaciones que se desarrollaban en un caldo de estupidez de proporción gigantesca.

Después de esperar un rato al fin empezaron a entrar todos al parqueo y justo cuando pretendía levantarme de mi cómodo lugar, empezó a llover, así que decidí reanalizar la situación, vi que adentro había un alerón lo cual me impulsó a entrar, pagué mi entrada y me acomodé donde no caía mucha agua, me recosté en la pared y me dispuse a disfrutar el concierto, pero…

El audio estaba cagadísimo los sonidos bajos sonaban a niveles que fácilmente lastimaban el oído y los altos a duras penas se escuchaban, decidí esperar un par de grupos con la esperanza de que lo notaran y lo arreglaran, pero no, fue un total desperdicio, mientras veía a los grupos arriesgar sus preciados instrumentos ante la salpicadera de los chorros de agua que caían del techo, vi a los atarantados felices, moviendo la cabeza bajo la lluvia y aventándose unos a otros mientras a mis alrededores habían otros fumando y diciendo estupideces.

Entonces, me puse en modo de meditación y pensé:

  1. ¿El preciado grind que tanto disfruto en mp3 suena a mierda en vivo?
  2. ¿Esta bola de pubertos no tiene sensibilidad en los oídos?
  3. ¿Será que no tienen el más mínimo sentido musical?
  4. ¿Será que lo único que necesitan es bulla y sustancias que afecten su estado?
  5. ¿Qué estoy haciendo aquí?

Después de eso decidí salirme a comerme unos tacos y me regresé a mi casa, eso sí, sintiéndome altamente estafado.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s